ASÓCIATE,
TU APOYO PREVIENE Y SALVA VIDAS

En España el Suicidio es la primera causa de muerte no natural.
Piensa cuantos casos tienes a tu alrededor, habla de ello con tu gente de confianza y te sorprenderás.
¿Y si te pasa a ti?
¿Y si es a un ser a querido tuyo a quien le ocurre?
Descárgate nuestro formulario en


y envíalo a

martes, 6 de junio de 2017

Debemos comprometernos





Tanto los profesionales de la Psicología y la Psiquiatría como los Supervivientes de Suicidio, debemos comprometernos con la Prevención, un compromiso necesario tanto por lo que supone de interés por el propio trabajo como por la parte que nos toca.

Este compromiso, que en principio puede suponer un gran esfuerzo mental y físico, tiene un efecto muy positivo, casi diría, en el caso de los Supervivientes, balsámico. Es una forma de terapia para sentirnos más cerca de nuestros seres queridos, la forma más eficaz de enfrentarnos a nuestros miedos, culpas y dolor convirtiéndolos en acciones que al ayudar a otros en el mismo caso nos darán un objetivo dejándonos ver como es la parte negativa de nuestros pensamientos la que nos hunde.

Comprometerse consiste en participar, romper el muro que impide decir “suicidio”, comunicar a los demás que hemos perdido un ser querido “por suicidio”, aceptar algo que en el fondo ya sabemos, que no supimos ni pudimos hacer nada más, que lo habríamos hecho todo. Negándonos a vocalizarlo estamos alimentando nuestra culpa y aunque suene duro, complaciéndonos en nuestro dolor.

Participar y buscar acciones para la Prevención del Suicidio, es demostrar y demostrarnos que ahora que sabemos algo más vamos a ayudar a los demás.

Necesitamos de todos vosotros, que recuperéis el empuje suficiente para avanzar juntos, que nos demos cuenta, todos, de que hay mucha gente que necesita de nuestro consejo, nuestras experiencias.
Nuestro testimonio sirve para los que tienen ideación suicida, que ven el efecto real de sus intenciones y posiblemente valorar el amor que les rodea, para los familiares que sabrán que tienen que ver y decir, para la sociedad que conocerá la realidad de este tabú así como la forma de acercarse tanto a las posibles víctimas como a los Supervivientes.

Somos más que necesarios, somos imprescindibles.

Se por propia experiencia lo duro que puede ser, pero os aseguro que rápidamente os sentiréis mejor, que sentir que podemos conseguir algo produce una satisfacción inmensa, nos acerca a aquellos que se fueron cuando los hacemos presentes en los demás.

Invitar a vuestros conocidos a asociarse a Aipis, a los Supervivientes que conozcáis a asistir a nuestras reuniones, conseguir colegios, institutos, Asociaciones de Vecinos, etc. donde podamos dar cursos y charlas de Prevención, todo lo que se os ocurra para que nos hagamos visibles porque lo que mata es el silencio.

Desde el suicidio de nuestra hija tengo un grito dentro que siento que podría destruir el Universo, lo he convertido en voz y presencia, en tratar de ver a mi hija en los otros que sufren y me siento mucho mejor, más cerca de ella.